PartidoMRS.org ›

Sandino y su legado hoy

 

El 18 de mayo recién pasado se cumplieron 120 años del nacimiento del general Augusto C. Sandino, quien se alistó en la Guerra Constitucionalista para reclamar el respeto a la Constitución y posteriormente para defender la soberanía y la dignidad nacional, frente a la invasión y ocupación de los Estados Unidos.

En la Nicaragua de hoy,  en que se viola la Constitución y los derechos de todas y todos los nicaragüenses, celebrar a Sandino es luchar para que se establezca un Estado de Derecho y se garantice el pleno disfrute de nuestros derechos humanos y ciudadanos.

Ahora que los vende patria actuales han entregado la soberanía nacional a modernos invasores de maletín con la falsa promesa de la construcción de un canal interoceánico, celebramos a Sandino luchando junto a miles y miles de nicaragüenses para restablecer la integridad, la soberanía nacional y la propiedad sobre nuestros recursos naturales.

Conmemoramos a Sandino, quien defendió el derecho de los campesinos a la tierra, junto a miles de familias campesinas que luchan para defenderse del despojo que el gobierno de Ortega y su socio Wang Jing, pretenden hacerles para enriquecerse. 

Recordamos a Sandino el héroe, que cuando firmó los acuerdos de paz con Sacasa, planteó que había que asegurar que cualquier gobierno “también acepte al pueblo nicaragüense el derecho a desalojarle del poder”. 

Legado vivo, ahora que es imperativo luchar para que ese derecho se haga realidad: que el pueblo nicaragüense pueda tener elecciones limpias, transparentes y justas; una lucha en la que nos encontramos unidos diversos partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil, medios independientes y la ciudadanía.

Es en la gesta de Sandino, en su consecuencia,  en la actualidad y vigencia de su legado histórico, que el MRS celebrando su XX aniversario, ratifica sus principios para promover una Nicaragua verdaderamente libre y soberana, un país con oportunidades para todos y todas,  donde sea erradicada la pobreza y en el que brille la justicia, la democracia, el Estado de Derecho y la equidad.
 

¡VIVA SANDINO!