Oportunidades

1.  Oportunidades de empleo

Nuestra prioridad es impulsar la creación de empleos, con condiciones laborales y salarios dignos para que nadie tenga que irse del país para encontrar un trabajo.  Estamos comprometidos con la promulgación de una Ley de Primer Empleo que facilite a la juventud el acceso a su primer trabajo y estimule a las empresas de todos los tamaños, a ofrecerles empleo.

Para lograr más y mejores empleos, respaldaremos a quienes deseen iniciar proyectos, negocios y emprendimientos que crearán empleos; a quienes producen en el campo y poseen pequeñas y medianas empresas en todos los sectores de la economía.  Podrán contar con respaldo institucional, acceso a financiamiento, asistencia técnica, orientación de mercados, capacitación y formación, preparación para el uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación para impulsar el éxito de sus negocios.

2.  Educación de calidad

Una educación de calidad es indispensable para aprovechar las oportunidades, para que Nicaragua pueda progresar, desarrollarse, para superar la pobreza, para crear riquezas.

El MRS está comprometido con el impulso de una educación de calidad en todos sus niveles. Creemos que, siendo la educación de calidad esencial para nuestro presente y nuestro futuro, es indispensable trabajar para construir un consenso nacional sobre el rumbo, los objetivos, las metas y los recursos que deben ser asignados a la educación nacional.  El MRS impulsará un Acuerdo Nacional para una Educación de Calidad.

Una educación de calidad incluye la formación de valores patrióticos, ciudadanos y un compromiso con la ética en todos los ámbitos.

Creemos en una educación, que promueva el amor y la fidelidad a la patria, la vocación pacífica del pueblo nicaragüense; el respeto a nuestro patrimonio histórico y la preservación de nuestra cultura; el espíritu de tolerancia, de libertades y democracia; el pleno disfrute de los derechos humanos, incluidos los derechos civiles y políticos; la ética profesional y laboral; una cultura ambiental, una vida sin violencia, sin discriminación, en paz.

Creemos en una educación que fomente una cultura de trabajo honrado, de solidaridad y compromiso con el desarrollo de nuestra comunidad y nuestro país.

3.  Educación primaria pública, gratuita y de calidad

Educación primaria pública, gratuita y de calidad es indispensable en el mundo de hoy. Ningún niño, ninguna niña nicaragüense debe quedarse sin completar la educación primaria. Para lograrlo, el Estado debe garantizar centros escolares suficientes en el territorio nacional, acciones de reforzamiento escolar, asegurar los programas nutricionales, el apoyo con materiales y útiles escolares, uniformes y zapatos a los más necesitados, para que cada niña, cada niño, tenga pleno acceso a la educación primaria.

Es momento de erradicar el analfabetismo, de manera definitiva, para abrir oportunidades a las personas adultas.

4.  Educación técnica gratuita, de calidad, en todos los municipios

Extender la educación técnica gratuita y de calidad a todos los municipios del país, adecuada a las necesidades del mercado laboral y de las familias, para que quienes egresen de ella puedan conseguir un empleo bien remunerado y para que la formación técnica les sea útil para aprovechar los recursos con que cuentan y desarrollen sus habilidades. Reorientar el trabajo del INATEC de manera que la formación que ofrezca, responda de mejor manera a las necesidades del desarrollo socioeconómico del país.

5.  Educación secundaria de calidad con orientación vocacional

Una educación secundaria pública que incluya formación técnica para que prepare a adolescentes y jóvenes para su incorporación al mercado laboral y a la educación superior.

6.  Educación universitaria para formar profesionales altamente calificados

Nicaragua necesita una formación universitaria de rigurosa calidad, para formar profesionales con elevadas competencias, con espíritu crítico y capacidad de investigar e innovar, que posean un sólido compromiso ético

Se requiere de reconstruir el subsistema de educación superior, asegurando el cumplimiento de Ley de Autonomía de las Instituciones de Educación Superior.  Es esencial restablecer plenamente la autonomía universitaria en las universidades públicas y con ella, la libertad de cátedra, la autonomía administrativa, el ejercicio pleno de las libertades y derechos civiles y políticos de profesores y estudiantes.

Aspiramos a que las universidades tengan condiciones que les permitan cumplir de mejor manera su misión de educar,  a la vez que contribuyen a la democratización de la vida nacional, promoviendo el debate abierto y proyectando su quehacer en la sociedad.

7.  Dignificación de la profesión docente

Lograr una educación de calidad solo será posible si maestras y maestros, docentes de todos los niveles del sistema educativo, disfrutan de una formación de excelencia en escuelas normales adecuadas; si reciben una calificación permanente y cuentan con los recursos didácticos necesarios. La profesión docente requiere ser tratada con dignidad.  Es necesario mejorar los salarios de maestras y maestros y sus condiciones laborales, así como respetar íntegramente sus derechos ciudadanos. Maestras y maestros deben estar consagrados a la educación de la niñez y juventud nicaragüenses.  Debe cesar para siempre la utilización de docentes en función de los intereses del partido en el poder.

8.  Una vida con salud

En Nicaragua merecemos cuidados de salud adecuados.  En el MRS consideramos que la salud es un derecho y que el Estado debe de actuar en conjunto con las personas y las comunidades, para que así sea.

Nuestro compromiso es lograr que cada nicaragüense tenga acceso a programas de promoción, prevención, asistencia y rehabilitación de su salud, con la más alta calidad.

Promover la salud, pasa por actuar sobre sus determinantes: una apropiada calidad de vida y un ambiente saludable, son esenciales.  La promoción de la salud y la prevención de las enfermedades son indispensables para que podamos disfrutar de una vida sin angustias, sin limitaciones, ni discapacidades.

En el MRS estamos comprometidos con la promoción de una vida saludable que incluya la educación sobre higiene, hábitos nutricionales y actividad física desde las escuelas, a través de los medios de comunicación y las redes sociales, para detener la tendencia actual a que cada vez haya más nicaragüenses con enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión arterial que les representa enormes costos a las personas y familias.

Creemos que los nicaragüenses merecemos estar permanentemente informados de los riesgos a nuestra salud y orientados para enfrentarlos y que ésa es una responsabilidad que debe cumplir eficazmente la institución pública correspondiente.

9.  Atención de salud pública, gratuita, eficiente, de calidad

Merecemos una atención de salud pública, gratuita y a tiempo, con eficiencia y calidad, en unidades de salud limpias y adecuadas, con disponibilidad de medicamentos y equipos para asegurar el restablecimiento de quienes ya padecen algún problema de salud. Tenemos el propósito de lograrlo.

Asumimos como prioridad, llevar unidades de salud de atención básica y construir hospitales rurales para atender especialmente los municipios que están a mayor distancia de las cabeceras departamentales.  Es de primera importancia la construcción de hospitales modernos con capacidad de ofrecer atención especializada en cada departamento del país.  Ningún nicaragüense que lo necesite, debe quedar fuera del acceso a servicios de salud con calidad.

Servicios de salud de calidad solo son posibles si el personal médico y de enfermería, así como el resto del personal de salud, han sido formados con altos estándares académicos, cuentan con suficiente entrenamiento, calificación permanente y habilidades probadas.

El MRS está comprometido con el impulso de una formación de calidad de los profesionales de la salud, el mejoramiento de sus salarios y el suministro de los recursos necesarios para desarrollar su trabajo; así como con el estricto cumplimiento de la Ley de Carrera Sanitaria para asegurar nombramientos y promociones conforme las calidades y desempeño de cada profesional, en beneficio de la atención a cada nicaragüense que la necesite.

10.           Agua segura y energía eléctrica a precio justo

Cada familia nicaragüense merece acceso a agua segura, energía eléctrica a precio justo y una vivienda digna.

El suministro de agua es un grave problema actualmente en todo el país.  Un servicio discontinuo y de mala calidad afecta, todos los días, a miles de familias que se ven obligadas a procurarse la vida con cantidades mínimas de agua potable.  De igual forma, el acceso a la energía eléctrica domiciliar y al alumbrado público es de primera importancia en los hogares nicaragüenses, a un precio justo y con un servicio confiable.

El MRS está comprometido con garantizar un suministro de agua segura, potable y suficiente para toda la población. Sin agua segura, accesible cada día, no hay salud, ni vida.  Nuestro compromiso con asegurar energía eléctrica en cada hogar nicaragüense a precio justo.

11.           Vivienda digna y segura para cada familia

Una vivienda digna y segura para cada familia nicaragüense es nuestra aspiración.  Eso incluye promover la elaboración y ejecución de una política social de vivienda, que promueva y estimule la construcción de viviendas populares, la titulación de los lotes urbanos que han estado pendientes de ser legalizados, durante décadas y el acceso a financiamiento para quienes desean mejorar o construir sus viviendas.  El país necesita de trabajar en el ordenamiento territorial para lograr que cada familia viva en condiciones de seguridad que le permitan estar resguardados frente a desastres naturales.

Back to Top