Una Nicaragua Solidaria

La Nicaragua que soñamos e impulsamos es una sociedad solidaria, con equidad.

26.  Que nadie viva en la pobreza o con hambre

El MRS está comprometido a lograr que ningún nicaragüense, hombre o mujer, siga viviendo en extrema pobreza y que cada nicaragüense pueda comer tres tiempos con dignidad.

Nuestro compromiso es para que no haya niñas y niños padeciendo desnutrición; que cada niña o niño en condición de pobreza pueda contar con su desayuno escolar, su mochila y sus zapatos para asistir a la escuela; que no sean obligados a trabajar, explotados sexualmente o víctimas del abandono y la marginalidad.  Aseguraremos políticas y acciones de prioridad para favorecer el desarrollo integral de la infancia y la niñez, con seguridad, sin violencia, con oportunidades.

27.  Programas sociales para quien los necesite

Sabemos que los programas sociales han sido usados para beneficiar a los grupos afines al poder político establecido.  El MRS se compromete a impulsar programas sociales gubernamentales que favorezcan a quienes los necesiten, desterrando las prácticas clientelistas en su distribución, así como la corrupción y el favoritismo que estas prácticas han promovido. Nos aseguraremos que ningún nicaragüense se vea forzado a vender su voluntad para acceder a lo que es su derecho.

28.  Con equidad, sin violencia

Creemos en una sociedad solidaria con equidad entre hombres y mujeres. Asumimos el compromiso de promover una sociedad sin violencia, ni discriminación, ni explotación hacia las mujeres.

La violencia hacia las mujeres, niños y niñas, los crímenes por odio, son un grave problema nacional que lesiona a todas las familias y comunidades.  Tenemos el compromiso de enfrentar la violencia desde la educación y en las comunidades, con instituciones que hagan prevención y realmente protejan la vida de las víctimas, su derecho a la vida y a la integridad.

Promoveremos políticas que impulsen la efectiva igualdad de las mujeres en los espacios de decisión; que aseguren igualdad de derechos laborales; que reduzcan las brechas en el acceso de las mujeres al trabajo, al acceso a la propiedad y a los bienes y que contribuyan a reducir la inequidad en las relaciones familiares y sociales.

29.  Con respeto y tolerancia, sin discriminación

Creemos en una sociedad sin discriminación, ni marginación para persona alguna, sea por su filiación política, credo religioso, opción sexual, identidad de género, ideología, condición etaria, etnia o raza a la que pertenece, situación social o económica. La discriminación y la marginación afecta la cohesión social, nuestro progreso como pueblo y como nación.

Cada nicaragüense tiene derecho a crear y formar una familia y a disfrutar de la protección del Estado para ello, en igualdad de condiciones, sin discriminación.

Nicaragua es un país con diversidad étnica, cultural y lingüística.  El MRS está comprometido con el desarrollo de nuestra identidad como nación multicultural y pluri étnica, con la lucha contra todo tipo de manifestación racista y discriminatoria.

30.  Respeto y protección a las personas de la tercera edad

El MRS está comprometido con la protección a quienes han llegado a la tercera edad en condición de indigencia o de extrema pobreza, para que tengan condiciones para asegurar su subsistencia con dignidad y decoro. Creemos en promover valores de respeto, afecto, solidaridad y protección a nuestros mayores por las familias y las comunidades.

31.  Respaldo a quienes padecen alguna discapacidad

Amplios sectores de la sociedad nicaragüense sufren distintas condiciones de discapacidad por diversas causas, incluyendo las secuelas de la guerra de los setenta y los ochenta.  Es indispensable establecer políticas y acciones que contribuyan a que las personas con alguna discapacidad tengan oportunidades de empleo, estudio, superación y rehabilitación integral.

Back to Top